Esta web usa cookies

Acedo | Asarta | Mendaza | Ubago

Encino de las 3 Patas

Encino de las 3 Patas

A esta encina (o encino como se le conoce en el municipio), se le calcula una edad estimada de 1.200 años, lo que la convierte en uno de los seres vivos más antiguos de toda la Península Ibérica. Ejemplar único de “Quercus ilex”, reconocido por su gran singularidad. Se encuentra totalmente hueca en su interior y apoyada únicamente en tres grandes patas que parten de la propia corteza del tronco.

Se ubica en el paraje del monte conocido por “La Laguna”, a medio camino entre el pueblo de Mendaza y la ermita de Santa Coloma. Es una zona del monte libre de arbolado, y en su zona inferior se sitúa una balsa, en la que antiguamente abrevaba el ganado de la localidad. Cuentan que los animales de  cada casa, los juntaban el un solar junto al casco urbano, conocido como “El Corral del Lugar” y desde aquí los tres pastores que había subían uno con las ovejas, otro con los cerdos y el último con los bueyes, vacas y terneros al monte. Según dicen, el ganado que pastaba en este lugar tenía la costumbre de pasar por el hueco, a la vez que se rascaban en la corteza, tal y como atestiguan las fotos más antiguas que se conservan del árbol.

Ha sufrido la furia de varios vendavales que ocasionaron el derrumbe de varias de las ramas, uno sobre 1960 y otro en 1989, que rasgó una de las ramas más grandes. El alcalde de entonces, decidió darla para un vecino del pueblo como “Suerte” (o lote de leña al que cada vecino tiene derecho al año). Durante la historia que conocemos del árbol, ha sido sometido a diversas podas con el fin de aligerar su peso, y aprovechar la leña. Esto con toda seguridad ha supuesto una garantía para que el árbol haya llegado sano hasta nuestros días.

Fue incluido en el “Catálogo de Árboles Monumentales de Navarra” el año 1991, conforme al Decreto Foral 165/1991, de 25 de abril. En éste se establecen los grados de protección de los “Monumentos Naturales”. Posteriormente se redactó una Orden Foral 926/1996 de 6 de septiembre (Boletín Oficial de Navarra Número 147 - Fecha 04/12/199), por la que se aprobó el “Primer Inventario de Espacios Naturales, Hábitats y Montes de Utilidad Pública de Navarra”, y en la que se vuelve a incluir en el espacio dedicado a los “Árboles Monumento Natural de Navarra” al Tres Patas. 

El año 1993, ante el estado que presentaba el árbol (con peligro de venirse abajo) el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, a través del Servicio de Montes, procedió a colocarle dos grandes tornillos de acero, que “cosían” la grieta que se le había producido en su parte inferior. Esto fue del todo insuficiente, ya que continuaba el progresivo vencimiento del árbol por esa zona, por lo que el año 2000, unos vecinos: Pedro Alecha y Elías Asensio, decidieron colocarle el zuncho metálico que tiene en la actualidad. Este hecho ha salvado el árbol de su segura caída.

En el año 2007 resultó ganador de uno de los premios “Árbol y Bosque del Año”, en la categoría de “Árbol longevo” convocados por el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Dirección General para la Biodiversidad y la Asociación Bosques sin Fronteras. Estos premios están están dirigidos a significar y valorar una serie de árboles y bosques que por sus características merecen un reconocimiento por parte de la sociedad, favorecer su conocimiento, y valor de cara a la sociedad.

 

FOTOS:

Estas son las fotos más antiguas que se conservan. Datan de 1945.

Se puede ver un buey pasando por debajo.

Fueron realizadas por Teófilo Plaza Fernández, celador de montes de la Diputación de Navarra, y gran defensor de la conservación de la encina.