Esta web usa cookies

Acedo | Asarta | Mendaza | Ubago

Historia

Historia

Los Concejos de Acedo, Asarta, Mendaza y Ubago, situados en el Valle de La Berrueza se constituyeron en la segunda mitad del siglo XIX en un único Ayuntamiento.

Desde el punto de vista geográfico se localizan en el extremo más occidental de la Merindad de Estella. El término municipal limita con los municipios de Ancín, Zúñiga, Piedramillera, Sorlada, Mues, Mirafuentes, Desojo, Nazar y el Valle de Lana.

Acedo el más poblado en la actualidad, aparece en la documentación medieval unida a efectos fiscales con Asarta y Villamera, y en 1237 Teobaldo I lo vinculó al patrimonio de la corona como villas de realengo. En 1846, como consecuencia de la reforma administrativa, Acedo pasó a constituir ayuntamiento propio para después integrarse en el Distrito de Mendaza. Conserva en su término municipal interesantes yacimientos arqueológicos, destacando la Cueva de Las Orcillas con dos periodos de ocupación: Hace 9500 como campamento y refugio de cazadores del final de Epipaleolítico y posteriormente hace 5000 años en el Calcolítico como cueva de enterramiento. Entre sus edificios principales, además de la iglesia de La Asunción, destacan varias casas palaciegas entre estas un muy interesante Palacio de Cabo de Armería del siglo XVI. En 1834 en su término se libró la famosa Batalla de Arquijas entre los ejércitos Carlista e Isabelino.

Mendaza por su parte, sus primeras noticias documentales datan de 1154, cuando un tal Pedro, abad del Monsterio de Irache, entrega a Sancho Sanz de Mendaza la casa y la heredad que el monasterio tenía en el municipio. Posteriormente en 1235 hay documentos que se refieren a la pecha que sus vecinos pagaban a la corona. Algo después, el rey Carlos II perdonó durante diez años la mitad de la pecha que recibía para compensar la disminución de la población de la localidad: azotada por la peste y las guerras, al parecer su número de habitantes cayó “de 100 a 10”.  Perteneció a la familia noble de los Sarasa desde 1447, sin embargo les fue arrebatado en 1451 por tomar partido por el Príncipe de Viana. Durante la I Guerra Carlista, se libró la Batalla de Mendaza el 12 de diciembre de 1834. Conserva en su término dos yacimientos arqueológicos uno de Eneolítico-Bronce y un castro de la Edad del Hierro.

Asarta, cuyas rentas fueron donadas en 1511 al mariscal Pedro de Navarra por Catalina y Juan III, fue escenario en 1833 de la primera batalla formal de la I Guerra Carlista. Posee varias casas blasonadas entre las que destaca la de “La Fundación” y la de los Fernández de Esquide.

Ubago fue también lugar de señorío realengo y Teobaldo I lo dotó de Fueros y lo vinculó a perpetuidad a la Corona en 1236. Al igual que Asarta, en 1511 los reyes Catalina y Juan III concedieron sus rentas al mariscal Pedro de Navarra. La iglesia románica, reformada en posteriormente en el gótico es el principal de sus monumentos, además de varias casas decoradas con escudos.

Al término municipal del Concejo de Acedo pertenecen los despoblados de Granada de Ega, Estemblo y Villamera (aunque este último hay quien lo ubica cerca de Asarta).